Stevia, un edulcorante natural apto para la diabetes

La Stevia, también conocida como «estevia», es un edulcorante natural que se ha convertido en una excelente alternativa para las personas que padecen diabetes. Este endulzante, extraído de la planta Stevia rebaudiana, ofrece un sabor dulce sin aportar calorías ni aumentar los niveles de azúcar en la sangre.

La Stevia es considerada apta para personas con diabetes debido a su bajo índice glucémico, lo que significa que su consumo no provoca picos de glucosa en la sangre. Además, este edulcorante natural no contiene productos químicos artificiales ni aditivos dañinos para la salud.

Destacar la importancia de la Stevia en la alimentación de las personas con diabetes es crucial, ya que les permite disfrutar de postres y bebidas dulces sin preocuparse por el impacto en su nivel de azúcar. Además, la Stevia es hasta 300 veces más dulce que el azúcar común, lo que significa que se requiere una menor cantidad para conseguir el mismo nivel de dulzura.

En conclusión, la Stevia se ha convertido en una opción popular para las personas con diabetes, ofreciéndoles una alternativa natural y segura para endulzar sus alimentos y bebidas. Su capacidad para resaltar el sabor dulce sin afectar los niveles de azúcar en la sangre la convierte en un edulcorante ideal para aquellos que buscan una dieta saludable y controlada.La stevia es una planta originaria de Paraguay y Brasil que se ha utilizado durante siglos como edulcorante natural y medicinal. Su nombre científico es Stevia rebaudiana y sus hojas contienen compuestos dulces llamados esteviósidos y rebaudiósidos.

La stevia se ha vuelto especialmente popular entre las personas con diabetes debido a su capacidad para endulzar los alimentos sin afectar significativamente los niveles de azúcar en la sangre. A diferencia del azúcar refinada, la stevia no contiene carbohidratos ni calorías, lo que la convierte en una opción ideal para aquellos que necesitan controlar su ingesta de azúcar.

Además de ser apta para la diabetes, la stevia también es una alternativa más ecológica a otros edulcorantes artificiales. A diferencia de la caña de azúcar y la remolacha azucarera, que requieren grandes cantidades de agua y pesticidas para su cultivo, la stevia es una planta resistente que no necesita mucha agua y puede crecer en condiciones adversas. Esto la convierte en una opción más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Beneficios para la diabetes

Los beneficios de la stevia para las personas con diabetes son múltiples. A continuación, se destacan algunos de los principales aspectos positivos:

1. Estabilidad de los niveles de azúcar en la sangre: A diferencia del azúcar refinada, la stevia no eleva los niveles de glucosa en la sangre, lo que ayuda a mantener la glucemia estable y evitar los picos de azúcar.

2. No afecta a la insulina: La stevia no estimula la liberación de insulina, por lo que no altera el equilibrio hormonal en personas diabéticas.

3. Baja en calorías: La stevia no contiene calorías, lo que la convierte en una opción ideal para aquellos que buscan controlar su peso y mantener una dieta equilibrada.

4. Sabor dulce: La stevia tiene un sabor dulce, similar al del azúcar, lo que la hace una opción perfecta para endulzar distintos tipos de alimentos y bebidas sin agregar calorías ni carbohidratos.

5. Beneficios para la salud: Además de sus propiedades edulcorantes, la stevia se ha utilizado tradicionalmente para tratar diversas afecciones, como la hipertensión, la digestión y las infecciones. Sin embargo, se requiere más investigación para respaldar estos beneficios.

Opciones ecológicas

La stevia, además de ser un edulcorante natural apto para la diabetes, también puede considerarse una opción más ecológica en comparación con otros edulcorantes.

1. Menos consumo de agua: La stevia requiere mucho menos agua para su cultivo en comparación con la caña de azúcar y la remolacha azucarera. Esto significa una menor demanda de recursos hídricos y una menor presión sobre los suministros de agua dulce.

2. Menos uso de pesticidas: La stevia es una planta resistente a las plagas y no requiere pesticidas químicos para su cultivo. Esto reduce el impacto ambiental y la exposición a sustancias tóxicas tanto para los agricultores como para los consumidores.

3. Menor huella de carbono: La stevia es una planta perenne que puede producir hojas dulces durante varios años sin necesidad de replantar. Esto reduce la necesidad de talar árboles y cultivar tierras nuevas, lo que a su vez reduce la emisión de gases de efecto invernadero.

Propiedades medicinales de la stevia

La stevia es un edulcorante natural que se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años, especialmente entre las personas que tienen diabetes o están buscando reducir su consumo de azúcar. Pero más allá de su capacidad para endulzar los alimentos, la stevia también tiene propiedades medicinales que pueden beneficiar nuestra salud de diversas maneras.

1. Regulación del azúcar en la sangre: La stevia es un edulcorante apto para la diabetes debido a su capacidad para no aumentar los niveles de azúcar en la sangre. A diferencia del azúcar refinado, la stevia no contiene carbohidratos y tiene un índice glucémico muy bajo, lo que significa que no provoca picos en los niveles de azúcar en la sangre después de su consumo.

2. Control de la presión arterial: Estudios han sugerido que la stevia puede ayudar a reducir la presión arterial en las personas con hipertensión. Se cree que esto ocurre debido a los compuestos bioactivos presentes en la stevia, como los esteviósidos y los rebaudósidos, que pueden tener un efecto vasodilatador y mejorar la circulación sanguínea.

3. Propiedades antioxidantes: La stevia contiene una variedad de antioxidantes que ayudan a combatir el estrés oxidativo en el cuerpo. El estrés oxidativo puede conducir a diversas enfermedades crónicas, como enfermedades cardíacas, cáncer y diabetes. Al consumir stevia, podemos obtener una dosis adicional de antioxidantes naturales para proteger nuestras células contra los daños causados ​​por los radicales libres.

4. Propiedades antiinflamatorias: Diversos estudios han demostrado que la stevia puede tener propiedades antiinflamatorias, lo que la convierte en una opción interesante para las personas que sufren de enfermedades inflamatorias crónicas, como la artritis. Los compuestos activos presentes en la stevia pueden inhibir la producción de moléculas inflamatorias en el cuerpo y reducir la respuesta inflamatoria.

5. Beneficios para la salud oral: A diferencia del azúcar, la stevia no contribuye a la formación de caries dental. De hecho, algunos estudios han sugerido que los extractos de stevia pueden tener propiedades antimicrobianas, ayudando a reducir la proliferación de bacterias dañinas en la boca que pueden causar problemas dentales.

La stevia es un edulcorante natural apto para la diabetes que ofrece varios beneficios para la salud en general. Su capacidad para regular los niveles de azúcar en la sangre, controlar la presión arterial, proporcionar antioxidantes, actuar como antiinflamatorio y ayudar en la salud oral hacen que sea una opción saludable y ecológica para quienes buscan endulzar sus alimentos sin los riesgos asociados con el consumo de azúcar.

Propiedades y beneficios de la stevia

La stevia es un edulcorante natural que se ha vuelto muy popular en los últimos años debido a su capacidad para proporcionar una alternativa más saludable al azúcar. Es especialmente apto para personas con diabetes, ya que no afecta los niveles de glucosa en la sangre.

Propiedades de la stevia:
– La stevia proviene de una planta llamada Stevia rebaudiana, que es originaria de Sudamérica.
– La planta contiene compuestos llamados glicósidos de esteviol, que son los responsables de su sabor dulce.
– Estos glicósidos de esteviol son entre 30 y 150 veces más dulces que el azúcar tradicional.
– A diferencia del azúcar, la stevia no contiene calorías, lo que la convierte en una opción ideal para personas que están tratando de perder peso o controlar su peso.
– Además, la stevia no tiene efectos adversos conocidos sobre la salud, a diferencia de otros edulcorantes artificiales.

Beneficios de la stevia:
– Uno de los beneficios más destacados de la stevia es su capacidad para endulzar los alimentos y las bebidas sin elevar los niveles de glucosa en la sangre. Esto es especialmente importante para las personas con diabetes, que necesitan controlar su ingesta de azúcar.
– La stevia también puede ayudar a mantener niveles estables de insulina en el cuerpo. La insulina es una hormona que regula los niveles de azúcar en la sangre, por lo que mantenerla estable es de vital importancia para las personas con diabetes.
– Otro beneficio de la stevia es que no causa caries dental. A diferencia del azúcar, que promueve la aparición de bacterias dañinas que causan la caries, la stevia no alimenta a estas bacterias, lo que ayuda a mantener una buena salud bucal.
– Al ser una alternativa natural al azúcar, la stevia también puede ser una opción más respetuosa con el medio ambiente. A diferencia de los edulcorantes artificiales, que requieren procesos de fabricación que pueden causar daño ambiental, la stevia se produce a partir de una planta que crece fácilmente y no daña el ecosistema.

Stevia o azúcar

La stevia es ampliamente reconocida como una alternativa natural al azúcar, especialmente para las personas que padecen diabetes o están preocupadas por los efectos negativos del azúcar en su salud. A diferencia del azúcar convencional, la stevia no afecta el nivel de azúcar en la sangre, lo que la convierte en una excelente opción para las personas que necesitan controlar su ingesta de carbohidratos y azúcares.

¿Qué es la stevia?

La stevia es una planta originaria de Sudamérica que ha sido utilizada durante siglos por sus propiedades edulcorantes. Su extracto, conocido como steviol glucósido, es hasta 300 veces más dulce que el azúcar pero sin las calorías y los carbohidratos asociados. Es importante destacar que la stevia es completamente natural y no contiene aditivos artificiales.

Beneficios de la stevia para la diabetes

La stevia es segura y apta para las personas con diabetes debido a su impacto insignificante en el azúcar en la sangre. No tiene efecto sobre los niveles de insulina, lo que la convierte en una opción segura para aquellos que buscan controlar su glucosa sanguínea. Además, la stevia tiene un índice glucémico de cero, lo que significa que no elevará los niveles de azúcar en la sangre después de su consumo.

Soluciones ecológicas relacionadas con la stevia

Además de ser una alternativa saludable al azúcar, la stevia también se considera una solución ecológica debido a su proceso de producción sostenible. A diferencia del azúcar, que requiere una gran cantidad de agua y productos químicos para su elaboración, la producción de stevia es mucho más amigable con el medio ambiente.

La stevia puede ser cultivada de manera orgánica, sin el uso de pesticidas y herbicidas sintéticos que dañan la salud del suelo y contaminan el agua. Además, la planta de stevia es perenne, lo que significa que puede ser cosechada durante varios años sin necesidad de resembrarla constantemente.

Otro aspecto importante es que la stevia requiere menos terreno para su cultivo en comparación con el azúcar. Esto se debe a que la stevia es mucho más dulce, por lo que se necesita una cantidad menor para lograr el mismo nivel de dulzura que el azúcar. En consecuencia, la producción de stevia tiene un menor impacto en la deforestación y la degradación de los suelos.

Qué es la stevia

La Stevia es una planta originaria de América del Sur, conocida científicamente como Stevia rebaudiana. Es especialmente valorada por su capacidad para endulzar de manera natural, gracias a los compuestos químicos llamados esteviósidos y rebaudiósidos que se encuentran en sus hojas.

Beneficios de la stevia para los diabéticos

Para las personas que padecen diabetes, encontrar alternativas de edulcorantes que no afecten sus niveles de glucosa en sangre puede ser un desafío. Aquí es donde la stevia se destaca, ya que es considerada un edulcorante natural seguro para las personas con diabetes por varias razones:

No afecta los niveles de azúcar en sangre: A diferencia del azúcar normal, la stevia no tiene un impacto significativo en los niveles de glucosa en sangre. Esto se debe a que los esteviósidos y rebaudiósidos en la stevia no se metabolizan en el cuerpo de la misma manera que el azúcar.

No aporta calorías: La stevia es una excelente opción para las personas que buscan controlar su peso, ya que es prácticamente libre de calorías. Esto significa que puede ser utilizada para endulzar alimentos y bebidas sin agregar calorías adicionales a la dieta.

No causa caries dentales: A diferencia del azúcar, que puede ocasionar caries dentales, la stevia no promueve el crecimiento de bacterias que causan daño a los dientes. Por lo tanto, es una opción más saludable para el cuidado bucal.

Usos de la stevia en la cocina

La stevia se presenta en diferentes formas y puede ser utilizada de diversas maneras en la cocina. Algunos de los productos derivados de la stevia incluyen:

Extracto líquido: El extracto líquido de stevia puede ser utilizado como un sustituto del azúcar en bebidas frías o calientes, como té, café, batidos y jugos. También se puede añadir a recetas de repostería para aportar dulzor sin aumentar los niveles de azúcar.

Endulzante en polvo: La stevia en polvo es una opción popular para endulzar cereales, yogures, postres y otros alimentos. Puede ser utilizada en pequeñas cantidades, ya que su poder edulcorante es mucho mayor que el del azúcar.

Hojas de stevia secas o frescas: Las hojas de stevia pueden ser utilizadas para infusiones, sirviendo como un edulcorante natural para el té u otras infusiones de hierbas. También se pueden machacar y añadir a recetas para aportar un sabor dulce.

Consideraciones ecológicas de la stevia

El cultivo de stevia presenta varias ventajas desde un punto de vista ecológico:

Bajo consumo de agua: La stevia es una planta que requiere una cantidad mínima de agua para su crecimiento, lo que la hace ideal en áreas con escasez de recursos hídricos.

Reducción del uso de pesticidas: En comparación con otros cultivos, la stevia requiere menos pesticidas para protegerla de plagas y enfermedades, lo que reduce la exposición a productos químicos nocivos tanto para los agricultores como para el medio ambiente.

Posibilidad de cultivo orgánico: La stevia puede ser cultivada de manera orgánica, sin el uso de fertilizantes químicos ni pesticidas sintéticos, lo que la convierte en una opción amigable con el medio ambiente.

Dosificación y formas de consumo de la Stevia

La Stevia es un edulcorante natural que se ha popularizado en los últimos años como una alternativa saludable al azúcar. Su uso es apto para personas con diabetes debido a su bajo índice glucémico, lo que significa que no eleva los niveles de azúcar en la sangre. Además de sus beneficios para la salud, la Stevia también se destaca por su enfoque en la ecología. A diferencia del azúcar tradicional, que requiere un proceso industrial intensivo y tiene un impacto negativo en el medio ambiente, la Stevia se produce de manera sostenible y no genera residuos contaminantes. Para aprovechar al máximo sus propiedades, es importante conocer la dosificación adecuada y las diferentes formas de consumo. La Stevia está disponible en forma de hojas secas, extracto líquido y tabletas. Para endulzar bebidas calientes o frías, se puede utilizar una pequeña cantidad de extracto líquido o una hoja seca directamente. En el caso de la Stevia en tabletas, se puede usar una tableta para endulzar una taza de café o té. Es importante recordar que la Stevia es mucho más dulce que el azúcar, por lo que se requiere una cantidad menor para lograr el mismo nivel de dulzor.

La stevia en hojas: un edulcorante natural apto para la diabetes y respetuoso con el medio ambiente.

La stevia en hojas es un edulcorante natural que se ha utilizado durante siglos en América del Sur, y que ha ganado popularidad en todo el mundo debido a sus propiedades beneficiosas. A diferencia de otros edulcorantes artificiales, la stevia en hojas es totalmente natural y tiene cero calorías, lo que la convierte en una opción ideal para las personas que buscan cuidar su salud y controlar su peso. Además, es apta para personas con diabetes ya que no aumenta los niveles de azúcar en la sangre. Pero eso no es todo, la producción de stevia en hojas es también ecológica, ya que requiere menos agua y recursos que el cultivo de otros edulcorantes convencionales, y no causa daño al medio ambiente ni contribuye a la deforestación. Así que, si buscas una alternativa más saludable y amigable con el planeta, la stevia en hojas es la elección perfecta.

La Stevia líquida: una opción natural y ecológica para endulzar tus bebidas y postres sin afectar tu salud o el medio ambiente. Este edulcorante natural, proveniente de la planta Stevia rebaudiana, es apto para personas con diabetes ya que no eleva los niveles de azúcar en la sangre. Además, su formato líquido permite dosificarlo fácilmente y su poder edulcorante es hasta 300 veces mayor que el azúcar, por lo que se necesita menor cantidad para conseguir el mismo sabor dulce. Escoge la Stevia líquida y disfruta de un endulzante natural, saludable y sustentable.

La Stevia es un edulcorante natural que se ha convertido en una opción popular para las personas con diabetes. A pesar de sus beneficios, es importante tener en cuenta las posibles contraindicaciones que puede tener el consumo de Stevia. En esta sección, se abordarán algunas de las principales contraindicaciones de la Stevia.

Efectos gastrointestinales: Algunas personas pueden experimentar efectos gastrointestinales como diarrea, hinchazón o gases al consumir Stevia. Estos efectos secundarios pueden ser más pronunciados en personas que consumen grandes cantidades de Stevia.

Interacciones con medicamentos: La Stevia puede interactuar con algunos medicamentos, especialmente aquellos que se utilizan para regular los niveles de azúcar en la sangre. Si estás tomando algún medicamento, es importante consultar con tu médico antes de incorporar Stevia a tu dieta.

Alergias: Aunque es poco común, algunas personas pueden tener alergia a la Stevia. Si experimentas síntomas como picazón, hinchazón o dificultad para respirar después de consumir Stevia, debes dejar de usarla y buscar atención médica.

Embarazo y lactancia: Aunque la Stevia se considera segura para la mayoría de las personas, no existen suficientes estudios sobre su seguridad durante el embarazo y la lactancia. Por lo tanto, se recomienda precaución y consultar con un profesional de la salud antes de consumir Stevia en estas etapas.

Efectos sobre la presión arterial: Existen estudios contradictorios sobre los efectos de la Stevia en la presión arterial. Algunos estudios sugieren que el consumo de Stevia puede tener un efecto hipotensor, mientras que otros no han encontrado ninguna correlación. Si tienes problemas de presión arterial, es importante hablar con tu médico antes de incorporar Stevia a tu dieta.

Es importante recordar que aunque la Stevia se considera segura para la mayoría de las personas, cada individuo es único y puede reaccionar de manera diferente a los alimentos y sustancias. Ante cualquier duda o preocupación, es recomendable consultar con un profesional de la salud antes de incorporar Stevia a tu dieta.

Plantar stevia: manual de cultivo

La stevia es una planta originaria de América del Sur, conocida por sus propiedades edulcorantes naturales y apta para personas con diabetes. Cultivar stevia en casa es una excelente solución ecológica para tener acceso a esta planta maravillosa y disfrutar de sus beneficios sin añadir azúcares adicionales a nuestra dieta. Aquí te presentamos un manual de cultivo para que puedas comenzar a plantar tu propia stevia.

Elegir la ubicación adecuada

Para cultivar stevia con éxito, es importante elegir la ubicación adecuada. Esta planta necesita al menos 6 horas de luz solar directa al día, por lo que es recomendable encontrar un lugar soleado en tu jardín o en macetas cerca de una ventana. Además, es importante asegurarse de que el suelo esté bien drenado, ya que la stevia no tolera el exceso de humedad.

Preparar el suelo

Antes de plantar stevia, es necesario preparar el suelo adecuadamente. La stevia prefiere un suelo ligeramente ácido, con un pH entre 6.5 y 7.5. Puedes ajustar el pH del suelo añadiendo compost o turba si es necesario. Además, es recomendable enriquecer el suelo con materia orgánica, como estiércol compostado o abono orgánico, para asegurar un buen crecimiento de la planta.

Plantar las semillas o esquejes

Una vez preparado el suelo, puedes proceder a plantar las semillas de stevia o los esquejes. Si optas por las semillas, colócalas a una profundidad de aproximadamente 0.5 cm en el suelo y cúbrelas ligeramente. Si utilizas esquejes, asegúrate de que tengan al menos 5 cm de longitud y quita las hojas inferiores antes de plantarlos. Mantén una distancia de al menos 30 cm entre cada planta para que tengan suficiente espacio para crecer.

Regar y cuidar la planta

La stevia necesita un riego regular pero no excesivo. Es importante mantener el suelo húmedo pero no empapado. Riega la planta una vez o dos veces por semana, dependiendo de las condiciones climáticas y de la humedad del suelo. Además, asegúrate de eliminar las malas hierbas que puedan competir por los nutrientes y el espacio con la stevia.

Harvesting y procesamiento

La stevia alcanza su mayor dulzor cuando las hojas tienen un tono verde oscuro. Puedes cosechar las hojas de la planta a medida que las necesites. Para obtener una mayor cantidad de hojas dulces, puedes recortar los brotes superiores de la planta, dejando al menos 10 cm de altura. Una vez cosechadas, puedes utilizar las hojas frescas o secarlas al sol durante unos días. Luego, puedes triturar las hojas secas para obtener un edulcorante en polvo o utilizarlas en infusiones y preparaciones culinarias.

Recuerda que cultivar stevia en casa no solo te proporcionará un edulcorante natural apto para la diabetes, sino que también contribuirás a soluciones ecológicas al reducir el consumo de edulcorantes artificiales y azúcares refinados. ¡Disfruta de tu propia stevia cultivada con amor y cuidado!El primer paso para cultivar stevia en un entorno ecológico es abonar adecuadamente el terreno donde se plantará la planta. Para que la stevia crezca saludablemente, es importante proporcionarle un suelo rico en nutrientes.

Preparación del suelo: Antes de plantar la stevia, es necesario preparar el suelo eliminando malezas y raíces que puedan competir por los nutrientes con la planta. Además, se recomienda arar el terreno y asegurarse de que esté bien drenado.

Enmiendas orgánicas: Para mejorar la calidad del suelo, se pueden añadir enmiendas orgánicas, como compost o estiércol bien descompuesto. Estas enmiendas proporcionarán nutrientes necesarios para el crecimiento saludable de la stevia.

Equilibrio de nutrientes: La stevia requiere una cantidad adecuada de nutrientes para crecer correctamente. Es importante asegurar un equilibrio de nutrientes en el suelo, especialmente en lo referente a nitrógeno, fósforo y potasio. Un análisis de suelo puede proporcionar información precisa sobre los niveles de nutrientes y ayudar a determinar si se requiere alguna enmienda adicional.

Uso de fertilizantes naturales: En lugar de utilizar fertilizantes químicos, se recomienda optar por opciones naturales y ecológicas. El compost, el estiércol bien descompuesto y los abonos orgánicos son excelentes opciones para proporcionar nutrientes a las plantas sin dañar el medio ambiente.

Recuerda que mantener un suelo saludable y bien abonado es esencial para el éxito del cultivo de stevia. Un suelo rico en nutrientes proporcionará a la planta los elementos necesarios para producir hojas de stevia dulces y saludables.

Plagas y enfermedades de la planta de Stevia

La stevia, un edulcorante natural apto para la diabetes y con enfoque en la ecología, puede ser una excelente opción para aquellos que buscan una alternativa saludable al azúcar. Sin embargo, al cultivar esta planta, es importante tener en cuenta las posibles plagas y enfermedades que pueden afectar su crecimiento.

Una de las plagas más comunes que afecta a la stevia es el pulgón. Estos pequeños insectos chupadores se alimentan de la savia de la planta y pueden debilitarla significativamente. Para controlarlos, se pueden utilizar insecticidas naturales o simplemente lavar la planta con agua y jabón.

Otra plaga que puede afectar a la stevia es la mosca blanca. Estos insectos también se alimentan de la savia de las hojas y pueden transmitir enfermedades a la planta. El manejo de la mosca blanca puede incluir la poda de las hojas afectadas, el uso de trampas pegajosas o la introducción de insectos depredadores.

En cuanto a las enfermedades, la stevia puede ser susceptible a problemas como el mildiú polvoriento y la roya. Estas enfermedades fúngicas pueden causar manchas blancas o amarillas en las hojas, afectando su calidad y rendimiento. El manejo de estas enfermedades puede incluir la eliminación de las hojas infectadas y el uso de fungicidas orgánicos.

En resumen, al cultivar stevia, es importante estar preparado para enfrentar posibles plagas y enfermedades. El uso de métodos de control natural y orgánico, así como la atención regular a la salud de la planta, pueden ayudar a asegurar un cultivo exitoso y libre de problemas.

Beneficios de la Stevia: una opción saludable y amigable con el medio ambiente

La Stevia, un edulcorante natural extraído de la planta del mismo nombre, es una excelente alternativa para las personas que buscan reducir el consumo de azúcar. A diferencia de otros edulcorantes artificiales, la Stevia no afecta los niveles de glucosa en la sangre, lo que la hace apta para personas con diabetes. Además, su producción no genera residuos tóxicos ni contribuye a la deforestación, lo que la convierte en una opción ecológica. La Stevia cuenta con propiedades antioxidantes y puede ayudar en el control de peso. Así que si buscas endulzar tus alimentos y bebidas de forma saludable, ¡la Stevia es la elección perfecta!

Volver arriba