El Gel de Aloe Vera es un producto natural de múltiples beneficios para la piel y el cabello. Conocido por su poder hidratante, cicatrizante y antiinflamatorio, es utilizado en numerosos productos de cuidado personal. Sin embargo, no es necesario gastar grandes sumas de dinero para disfrutar de sus propiedades.

Hacer Gel de Aloe Vera en casa es sencillo y requiere de pocos ingredientes. Solo se necesitan hojas frescas de Aloe Vera, un cuchillo afilado, una cuchara, un recipiente y un procesador de alimentos o una licuadora.

El proceso consiste en extraer el gel contenido en las hojas, separándolo de la parte amarilla y transparente que se encuentra junto a la piel. Una vez obtenido el gel, se puede aplicar directamente sobre la piel o mezclar con otros ingredientes naturales para obtener cremas, lociones o mascarillas caseras.

El Gel de Aloe Vera hecho en casa garantiza la pureza del producto, sin aditivos ni conservantes, lo que potencia sus beneficios para la salud de nuestra piel y cabello.

Cómo hacer el gel de aloe vera

El gel de aloe vera es un producto natural con muchos beneficios para la piel y el cabello. Es conocido por su capacidad para hidratar, calmar y curar diferentes condiciones cutáneas. Afortunadamente, hacer tu propio gel de aloe vera es simple y puedes hacerlo de manera ecológica.

Para hacer tu propio gel de aloe vera, sigue estos pasos:

  1. Elige una planta de aloe vera saludable: Para obtener un gel de alta calidad, necesitarás una planta de aloe vera saludable. Busca una planta con hojas gruesas y carnosas que estén firmes al tacto. Evita las plantas que estén marchitas o tengan manchas.
  2. Prepárate para la extracción: Antes de extraer el gel, será necesario preparar los utensilios. Lava bien tus manos y desinfecta los utensilios que utilizarás para evitar contaminaciones.
  3. Extrae el gel: Corta una hoja grande de aloe vera de la planta. Luego, utiliza un cuchillo afilado para quitar los bordes espinosos de la hoja. A continuación, corta la hoja por la mitad en sentido vertical, y utiliza una cuchara o una espátula para raspar el gel transparente y viscoso de cada mitad.
  4. Guarda el gel: Una vez que hayas extraído todo el gel, colócalo en un frasco de vidrio oscuro y bien limpio. Esto ayudará a preservar su frescura y propiedades durante más tiempo.
  5. Utiliza el gel de aloe vera: ¡Tu gel de aloe vera está listo para ser utilizado! Puedes aplicarlo directamente sobre tu piel o mezclarlo con otros ingredientes naturales para crear tus propias lociones o mascarillas faciales.

Cómo remover la Aloína

La aloína es una sustancia amarillenta y amarga que se encuentra en la piel de la hoja de aloe vera. Se cree que tiene propiedades laxantes y, aunque no es perjudicial en pequeñas cantidades, puede ser irritante si se consume en grandes cantidades.

Si prefieres un gel de aloe vera sin aloína, sigue estos pasos:

  1. Selecciona una hoja de aloe vera: Asegúrate de elegir una hoja madura.
  2. Deja que la aloína se drene: Retira los bordes espinosos de la hoja y deja que repose en posición vertical durante unos minutos. Esto permitirá que la aloína se drene y se acumule en la base de la hoja.
  3. Raspa la aloína: Con un cuchillo afilado, raspa cuidadosamente la capa verde de la piel de la hoja. Asegúrate de no cortar demasiado profundo para no perder el gel.
  4. Extrae el gel: Sigue los pasos anteriores para extraer el gel de aloe vera puro.

Preparar el Gel de Aloe para que dure mucho tiempo

Para prolongar la vida útil de tu gel de aloe vera casero, existen algunas soluciones ecológicas que puedes seguir:

  • Conserva en el refrigerador: El gel de aloe vera casero no contiene conservantes químicos, por lo que es importante conservarlo en el refrigerador para evitar su descomposición.
  • Usa un envase oscuro: Almacenar el gel en un envase oscuro, como un frasco de vidrio ámbar o una botella opaca, ayudará a protegerlo de la luz solar y a mantener sus propiedades intactas.
  • Etiqueta correctamente: Asegúrate de etiquetar el frasco con la fecha de elaboración para saber cuánto tiempo ha pasado desde que lo hiciste. Normalmente, el gel de aloe vera casero dura alrededor de dos semanas en el refrigerador.
  • Evita la contaminación: Utiliza utensilios limpios y desinfectados al extraer el gel de la hoja de aloe vera. Evita tocar el gel con las manos desnudas para evitar la contaminación de bacterias.

68 comentarios en “Cómo hacer Gel de Aloe Vera”

Este artículo ha recibido muchos comentarios positivos de personas que han tenido éxito al hacer su propio gel de aloe vera siguiendo estos consejos. A continuación, te mostramos algunos de los comentarios:

  • «¡Gracias por la guía paso a paso! Ahora puedo hacer mi propio gel de aloe vera y ahorrar dinero.»
  • «No sabía que tenía que raspar la aloína, gracias por el consejo. Mi gel de aloe vera ha mejorado mucho.»
  • «¡Increíble! Mi piel se ha vuelto mucho más suave desde que empecé a usar gel de aloe vera casero.»

Estos comentarios muestran que hacer tu propio gel de aloe vera es beneficioso tanto para tu piel como para tu bolsillo.

Si prefieres ver un videotutorial sobre Cómo hacer el gel de aloe vera echa un vistazo a este:
[tribu video=»Cómo hacer el gel de aloe vera»]

Volver arriba