Como Podar Y Entutorar los Calabacines

La poda y entutorado de los calabacines es una técnica fundamental para asegurar el crecimiento saludable y productivo de estas plantas. Para realizar una correcta poda, es importante identificar los brotes laterales y eliminarlos, dejando solo el tallo principal. Además, es recomendable cortar las hojas amarillentas o dañadas para favorecer la circulación de aire y prevenir enfermedades.

El entutorado, por su parte, consiste en proveer un soporte vertical para que las plantas se sostengan correctamente y eviten deformaciones en los frutos. Se puede usar una estructura de malla, cañas o incluso reciclar objetos como palets. Resaltando la importancia de estas técnicas, se garantiza una cosecha abundante y de mejor calidad, además de facilitar el acceso para el riego y la recogida de los calabacines.

Cómo podar los calabacines

La poda de los calabacines es una práctica importante para mejorar su crecimiento y producción. Aquí te mostramos cómo hacerlo de manera efectiva:

1. Identifica las ramas principales: Antes de comenzar a podar, identifica las ramas principales de la planta. Estas son las ramas más grandes y fuertes que se extienden desde la base de la planta hacia arriba.

2. Retira las ramas dañadas o enfermas: Observa cuidadosamente las ramas de los calabacines y elimina cualquier rama que esté dañada o enferma. Esto evita que se propaguen enfermedades a otras partes de la planta.

3. Poda las ramas laterales: Las ramas laterales se desarrollan a lo largo de las ramas principales. Pódalas para permitir que la planta concentre su energía en el crecimiento de las ramas principales y de los frutos. Corta estas ramas justo por encima de la hoja más cercana al tallo principal.

4. Poda las flores masculinas: Los calabacines producen flores masculinas y femeninas. Las flores masculinas son fáciles de identificar porque tienen un tallo largo y delgado sin un pequeño calabacín en la base. Retira algunas flores masculinas para mejorar la producción de frutos saludables.

5. Realiza podas de saneamiento: A medida que la planta crece, pueden aparecer hojas muertas o dañadas. Retíralas para mantener la planta saludable y prevenir la propagación de enfermedades.

Entutorar los calabacines

El entutorado de los calabacines es una técnica que consiste en proporcionar apoyo a las plantas a medida que crecen. Aquí te enseñamos cómo hacerlo de manera ecológica:

1. Elige un método de entutorado: Hay varias opciones ecológicas para entutorar los calabacines. Puedes usar estacas de bambú o ramas de árboles como soportes. También puedes utilizar redes o mallas de jardín para que las plantas trepen.

2. Instala los soportes: Inserta las estacas de bambú o las ramas de árboles cerca de las plantas de calabacín y asegúralas en el suelo. Si prefieres utilizar redes o mallas de jardín, colócalas a una altura adecuada para que las plantas puedan trepar.

3. Ata las ramas: A medida que los calabacines crecen, guía sus ramas hacia los soportes utilizando tiras de tela o hilo. Asegúrate de no apretar demasiado las ramas para permitir un crecimiento saludable.

4. Vigila el entutorado: Con regularidad, revisa el entutorado para asegurarte de que las ramas estén bien sujetas y no se estén dañando. Ajusta las ataduras si es necesario.

5. Poda las ramas excesivas: Si las ramas se vuelven demasiado largas o densas, puedes podar las ramas más débiles para permitir que las ramas principales se fortalezcan y se desarrollen mejor.

Recuerda que tanto la poda como el entutorado de los calabacines deben realizarse con cuidado y delicadeza para evitar dañar la planta. Sigue estas técnicas ecológicas para mantener tus calabacines saludables y obtener una buena cosecha.

Si prefieres ver un videotutorial sobre Cómo podar los calabacines echa un vistazo a este:
[tribu video=»Cómo podar los calabacines»]

Volver arriba